NUTRICIÓN

Lectura recomendada: Novedosas formas de comer veganamente sabroso

Como Ana Marina Flores puedes reinventar tu menú con recetas prácticas

Una de las preguntas más comunes que se hace la mayoría de las personas que son veganas y pasan todo el día en su trabajo o simplemente desean profundizar y hacer de este su estilo de vida es: ¿Cómo puedo comer de una manera más saludable sin tener que pasar mucho tiempo en la cocina? Aprender buenos hábitos alimentarios acaba siendo un paso necesario para llevar una ingesta adecuada día a día y permanecer en óptimas condiciones de salud, más aún si se lleva un ritmo de vida agitado, pues quizá lo último en lo que piensas es qué harás de comer al día siguiente.

¡Pero no te agobies! planear las compras y cocinar tus propios alimentos resultará más sencillo de lo que crees, es el  camino que nos comparte Ana Marina Flores, autora del libro Recetario vegano para Godínez, ya que funciona como una guía de supervivencia básica dedicada a todo aquel que ha decidido cuidar su salud y la vida de otros seres vivos.

Ana Marina es vegana desde hace 6 años, considera que el gusto por la cocina y compartir sus conocimientos culinarios siempre existió en ella, “no tenía mucho tiempo para cocinar” comenta, fue ahí cuando decidió hacer y reinventar sus propias comidas a través de un recetario que puede ser la salvación íntegra de muchos que pasan por la misma situación.

Receta:

Picadillo de quinoa y girasol  (2 porciones)
Tiempo de preparación 20 minutos.
1 taza de quínoa cocida
½ taza  de pepitas de girasol remojadas y picadas
2 cdas. de cebolla picada
Zanahoria en cubitos y chícharos, ambos cocidos, cantidad al gusto (opcional)
½ cdta. de cayena
½ cdta. de pimentón
1 chile guajillo hervido ó 1 cda. de chile guajillo en polvo
1 tomate rojo
1 diente de ajo pequeño
Sal de mar, pimienta
1 cda. de aceite

Preparación:
Sofríe la cebolla en el aceite y cuando esté transparente, añade las pepitas picadas, la cayena y el pimentón; deja que suelte el aroma el condimento y añade la quinoa y la verdura.
Licúa el jitomate con el chile guajillo, el ajo y sal de mar, sin agua o usando muy poca si es necesario. Vierte sobre el guiso, revuelve, deja hervir un momento, rectifica la sazón de sal y pimienta, retira del fuego.
Se puede acompañar de frijoles, en tostadas, tacos o burritos.