FILOSOFIA

PARA EL YOGA SIEMPRE hay una puerta de entrada: Martee Zárate

Lo que hoy siente tu corazón, mañana lo entenderá la cabeza

Es difícil pensar que el profesor que hoy es un certificador de yoga en Mé- xico y Estados Unidos, y que brilla por su sonrisa al realizar intrincadas posturas de yoga, fue un godínez estresado que buscaba flexibilidad para alargar el tiempo y hacer más cosas.

Marteen Zárate inició la práctica y al mismo tiempo el estudio de textos sagrados, lo cual considera fundamental.

“El yoga tiene cuatro caminos y todos son el acceso al yoga. Yo no tenía nada, ni me tocaba los pies, como cualquier persona promedio. Empecé en un estudio, que ya no existe, con una amiga que ya no enseña, con amigos que me invitaron y ya no hacen yoga. Pero así debía ocurrir. En el fondo sabía que podría lograr las posturas eventualmente. Entendí que se debe practicar para lograrlo y que sucede de repente, sin desanimarse. Hay que insistir sin forzar, justo cuando te relajas y practicas, sale”, comenta.

También habla de los sube y baja que han pasado por su camino, sobre todo de los momentos en los que al bajar la devoción de su práctica, sus afecciones del estrés aparecían, al retomar, sanaba.

Así desarrolló el método Praveša que se traduce como “quien ha entrado”. Explica que “es un método básico multinivel para darle la bienvenida a cualquier persona por la razón que sea. Es para quien se soñó haciendo yoga, para quien le contaron algo, para quien quiere adelgazar, para quien tiene experiencia o quiere dormir mejor, dejar ansiolíticos o los antidepresivos, para quien tiene un padecimiento circulatorio o quien simplemente tiene un poco de curiosidad”.

La certificación que ha impartido 17 veces a nivel nacional e internacional, dura 10 meses aplicado como un camino de autoconocimiento y autodescubrimiento. “Siendo una filosofía experimental, puede costar uno, 10 años o varias vidas, dependiendo cómo quieres avanzar. Es para gente que, incluso, nunca ha hecho yoga, porque es un sistema con maestros y mentores que enseñan los cuatro grandes caminos del yoga”.